domingo, 21 de abril de 2013

Bodas de plata: viaje a New York


¿Te has preguntado alguna vez por qué en todos los casamientos hay un pastel y cuál es su origen? En este post trataré de dar respuesta a estas preguntas.
 

En la antigua Grecia se preparaba un pastel relleno de semillas de ajonjolí, porque pensaban que traía prosperidad y fertilidad a los futuros esposos.
Más tarde, en la antigua Roma era tradición en las bodas romper un pan sobre la cabeza de la novia como símbolo de fertilidad, representada por el trigo. Las migas que se desprendían de este pan eran recogidas de inmediato por los invitados como augurio de buena suerte y luego se las comían.
 

Esta tradición continuó y evolucionó y en el siglo XVII en Inglaterra en lugar de pan, se empezó a elaborar pequeñas tartas a base de agua, sal y harina a las que con el tiempo se les fue agregando frutas, frutos secos, etc. Los invitados llevaban estas tortas como obsequio y las apilaban formando una pirámide. La costumbre indicaba que los recién casados debían besarse sobre esta torre de tortas y finalmente repartir porciones. 

 

Dada la inestabilidad de la torre de tortas que siempre se terminaba cayendo, a mediados del siglo XVII, , se optó por hacer una sola torta de gran tamaño. Fue un proceso histórico donde el primero en realizar esta nueva torta fue un pastelero francés durante el reinado de Carlos II. Se trataba de una torta de varios pisos hecha a base de bizcocho. Con el paso del tiempo se fue elaborando con nuevos ingredientes: azúcar glasé, cremas diversas, flores, decoraciones, etc. y esta modalidad se ha mantenido hasta la actualidad, con la torta de varios pisos.




La torta de bodas representa la primera comida que compartirán los recién casados, por lo cual es una tradición que tiene un gran significado dentro de la vida de un matrimonio. Hay de distintos tamaños, formas, colores y sabores. Sea como fuere, la torta siempre fue y seguirá siendo protagonista de las bodas.

Actualmente existen distintos estilos de pastel, de todos los colores y sabores, pese a que tradicionalmente eran de color blanco o marfil. Los pasteles más modernos son de colores oscuros o con adornos minimalistas; sin embargo, no importa la forma ni el estilo, los pasteles de boda siguen siendo grandes protagonistas de la celebración nupcial.

En la actualidad también se celebran las Bodas de Plata (25 aniversario) y las Bodas de Oro (50 aniversario). En esta ocasión, no os voy a presentar una tarta de boda, aunque por lo que simboliza es similar. Esta tarta representa la renovación de los votos matrimoniales. La decoración evoca New York debido a que los hermanos de la novia le regalaron con motivo de la celebración un viaje a esta hermosa ciudad. 

La tarta está elaborada con bizcocho de yogurt y rellena de ganache de chocolate negro y blanco. Toda la decoración es de fondant... salvo el lazo rojo, eso es lo único que no se come. 


Empezaremos haciendo el ganache de chocolate, que en este caso será de chocolate negro. Para ello necesitamos: 
  • 400 gr de chocolate blanco o negro
  • 400 gr de nata para montar

Con estas cantidades se rellena un bizcocho de unos 20 cm de diámetro.
 
Para preparar el ganache: 
 
- Trocear el chocolate y apartar.
- Calentar la nata en el fuego y llevarla casi al punto de
  ebullición.
 
- Separar del fuego e introducir el chocolate, removiendo      
  hasta que se disuelva completamente.

- Dejar enfriar en la nevera (normalmente yo lo hago el día
  anterior)

En este caso, al tener dos pisos, la cantidad a realizar de ganache es el doble. 
  Aprovecho también para hacer el almíbar. Esto es muy fácil, yo utilizo un vaso de agua, un vaso de azúcar y el zumo de una naranja, lo dejo hervir unos minutos y ¡listo!. Lo reservo en la nevera hasta que lo vayamos a utilizar.

Ahora pasaremos a hacer el bizcocho ¿qué necesitamos?:
- 4 huevos
- 250 gr. de harina con levadura (yo utilizo la que venden en Mercadona, el preparado para elaborar bizcochos)
- 150 gr. de azúcar
- 100 cc. de aceite
- 1 yogurt



Preparación:
- Calentar el horno a 180ºC. Yo lo enciendo 10 minutos antes de introducir el bizcocho.
- Engrasar con mantequilla un molde.
- Mezclar los huevos (enteros) con el azúcar y batir con varillas hasta obtener una mezcla espumosa.
- A continuación se añade el yogurt y el aceite y se continúa batiendo.
- Una vez la mezcla esté cremosa y todos los ingredientes bien integrados, se agrega la harina, poco a poco y se continúa batiendo hasta que no hayan grumos.
- Verter la mezcla en el molde e introducirla en el horno. Dependiendo del molde y del horno se deja entre 30-40 minutos. Para conocer si está cocido, pinchar con un palillo y retirarlo cuando esté limpio.
- Sacar el bizcocho del horno y desmoldar cuando esté frío. 


Bate el ganache de chocolate unos minutos, aproximadamente 3 ó 4. A continuación partiremos el bizcocho en capas, humedecemos con ayuda de una brocha de cocina cada capa del bizcocho con el almíbar y a continuación lo rellenamos con el ganache. Esto debes hacerlo en cada una de las capas, cuando esté el bizcocho relleno, cubre toda la tarta con el ganache sobrante y refrigera, como mínimo 30 minutos.

Pues ya la tenemos preparada para cubrir con el fondant!




 

Fuentes consultadas:

11 comentarios:

  1. Me has dejado totalmente impresionada ¡vaya tarta! preciosa.. me recuerda a las que hace el repostero Duff Goldman, el As de las Tartas, y desde luego la tuya no tiene nada que envidiar a las suyas; todo los detalles, los rascacielos, la estatua de la libertad... Felicidades.
    Y tu entrada con la historia de las tartas de bodas me ha parecido muy interesante.
    un beso
    por cierto, te añado a mis circulos que no quiero perderme nada de lo que haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Eugenia! Gracias por tus comentarios, qué mas quisiera yo que parecerme a él, jajaja. Me alegro, a partir de ahora estamos en contacto guapa. Besos

      Eliminar
  2. Les va ha encantar, no les falta detalle alguno, es una preciosidad.

    Besos/Bea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, sí que les gustó mucho, no sé si la tarta o el viaje, jajaja. Besitos

      Eliminar
  3. Está increíble!!! es una parejita hermosa y el pastel muy elegante!!! besitos...

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Te he dejado un premio en mi blog. ¡Enhorabuena! Si te apetece, puedes pasarte a recogerlo. Saludos
    http://www.recetas-azucena.com/p/premio.html
    http://www.recetas-azucena.com/

    ResponderEliminar
  5. Un blog estupendo por eso quiero compartir este premio contigo: http://hippiehandsbymonikashop.blogspot.com.es/2013/04/mi-primer-premio.html

    ResponderEliminar
  6. Ooooh, qué tarta tan bonita. Mezclar chocolate y NY en la misma frase es garantía de éxito conmigo. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, jajaja, me alegra haber acertado con tus gustos, jajaja. Besitos y muchas gracias guapa!

      Eliminar
  7. Olà Ana; esta torta es fantastica! Yo soy tu nueva amiga Cecilia; yo tiengo el blog "Frizzi e Pasticci" (http://cecieviola.blogspot.it/).
    Desculpe my espagnol; te ablo in italiano: Il tuo blog è davvero carino, brava!
    Ciao ciao
    Cecilia

    ResponderEliminar